inversión sostenible
diciembre 5, 2021

¿Qué es la inversión sostenible?

Por admin

Con el término de inversión sostenible nos referimos a aquellas inversiones financieras que se hacen teniendo en cuenta aspectos asociados a la protección del medio ambiente. Es decir, negociaciones en donde se acuerda no vulnerar o causar daños ambientales, como consecuencia de las actividades económicas o industriales en las que nos involucremos. 

Asimismo, este tipo de inversiones se rigen por criterios de tipo social, por lo tanto, son negociaciones que buscan beneficios para una comunidad a largo plazo. De esta manera se planifican actividades y otras inversiones que como resultado tendrán un impacto positivo. Pero también se busca lograr importantes rendimientos financieros competitivos. 

En los últimos años esta ha sido la tendencia y muchos inversores también han decidido adoptar estas mismas ideas. En algunos casos son los mismos inversores quienes deciden tomar estas ideas de forma voluntaria. Sin embargo, en otros casos se trata de una obligación legal, según la legislación que se encuentre en vigencia. 

¿Qué caracteriza a las inversiones responsables?

Estas inversiones se asocian a proyectos que integran: medio ambiente, ayudas sociales y también a un gobierno corporativo. Significa que es una organización donde intervienen personas y empresas que se asocian a estos sectores. 

También esta iniciativa tiene sus orígenes a partir del tema del calentamiento global. Las personas comenzaron a ser más conscientes del impacto de sus acciones, para así tratar de tomar medidas preventivas. Ahora no solo las empresas, instituciones y gobiernos entienden la magnitud del problema. También los inversores particulares y todos los ciudadanos comprenden que sus trabajos y actividades cotidianas deben basarse en acciones sostenibles. 

Los bonos y préstamos “verdes”

Para muchos todo comenzó a partir del Acuerdo de París en 2015. Desde entonces cada vez más hay empresas y gobiernos que se decantan por preferir hacer acuerdos de este tipo. La idea es lograr finanzas sostenibles que puedan beneficiar no solo a las partes que inicialmente iniciaron dicha negociación. 

El año pasado se registraron bonos “verdes” con un valor de 305 mil millones de dólares.  Esta cifra se espera aumente este año hasta un aproximado de 500 mil millones de dólares. Este mismo escenario se espera con los préstamos “verdes”. Por consiguiente, los bonos y préstamos “verdes” se revalorizan periódicamente siendo uno de los más rentables. 

Las cifras a nivel global registran un total de 35 mil millones de dólares. Específicamente en los mercados de Europa, Canadá, Estados Unidos, Japón, Nueva Zelanda y Australia. De hecho en los últimos 5 años ha habido un aumento de estas inversiones equivalente al 55%. En España estas inversiones representan aproximadamente el 13%. 

Estándares internacionales para identificar las inversiones sostenibles 

Hasta ahora no hay estándares internacionales que permitan identificar con precisión a las inversiones que realmente sean sostenibles. Algunas naciones y sus gobiernos han tratado de desarrollar estos estándares para ayudar a sus inversionistas connacionales. Sin embargo, en los últimos meses se han creado algunas iniciativas que tratan de suplir esta necesidad. 

La Comisión Europea comenzó el año pasado el plan para crear el estándar de bonos verdes (EUGBS). Tiene su origen en el acuerdo ecológico europeo del año 2019 y tiene por objetivo orientar a los inversionistas con intereses en temas ecológicos. Se espera que haya un aumento en el capital invertido y por lo tanto un mayor flujo financiero en este sector. 

Además, después de varios meses de estar en desarrollo finalmente se logró finalizar el Reglamento europeo de divulgación de finanzas sostenibles (Sustainable Finance Disclosure Regulation, SFDR). Comenzará a tener vigencia a partir del año 2021. Allí encontramos información detallada e indicadores sobre políticas de inversión socialmente responsable. 

Estas son herramientas que son una importante ayuda para el mercado de inversiones sostenibles a nivel internacional. Con el establecimiento de estos estándares también hay un aumento en la promoción en este tipo de inversiones. Eventualmente es un  aporte que va a acelerar las acciones que buscan reducir las actividades comerciales e industriales que afectan el medio ambiente. Asimismo, proteger a las comunidades afectadas con un aumento en la financiación para su recuperación