abaratar hipoteca
octubre 19, 2021

Cómo negociar de forma inteligente con el banco para abaratar una hipoteca

Por admin

Un producto vinculado a un préstamo a una entidad bancaria son varios los aspectos a tener en cuenta. Elementos que son clave para poder hacer una buena negociación, la cual nos proporcione beneficios a largo plazo. Lo mejor ante estos casos es comparar las mejores ofertas disponibles y dirigirse a varias entidades en busca de aquella que mejor se ajuste a nuestras necesidades. 

Según los expertos la mayor parte de la población presenta serias dificultades al momento de negociar una hipoteca. En parte se debe a la inexperiencia y la falta de tener una buena educación financiera, desde el hogar y desde la escuela. Como resultado, vemos que a los jóvenes adultos se les hace difícil tomar decisiones económicas, sobre todo porque suelen ignorar las consecuencias y las implicaciones asociadas a ciertos tratos.  

Es común escuchar decir que el pago de una hipoteca es lo último que se hace. Es una realidad para muchas familias, sobre todo en aquellas cuya situación económica se encuentra atravesando una crisis. Ante estos casos se hace necesario dirigirse al banco y tratar de renegociar la hipoteca de la vivienda. 

¿Cuáles son las claves de una buena negociación?  

Cuando se hace inevitable la necesidad de negociar con el banco, la persona interesada de vega encuentra la salida que le permita hacer frente a todas sus deudas. Ninguna opción debe descartarse por adelantado. Generalmente se recomienda buscar la ayuda de un asesor financiero con experiencia en casos de este tipo. Se trata de profesionales que pueden brindarte las herramientas y acercarte a las opciones que están disponibles. 

La siguiente opción es solicitar alargar el plazo de la hipoteca. Esta es una buena solución para la mayoría de los casos porque permite reducir las cuotas mensuales a pagar. Asimismo, se puede conseguir que durante ese período solamente separen los intereses generados del préstamo. Va a depender de la entidad financiera, pero en la mayoría de estas instituciones se puede lograr obtener una moratoria de al menos 3 años para pagar la hipoteca en su totalidad. 

Otra alternativa es tratar de negociar la cancelación parcial o total de una deuda adquirida por un acreedor. Es decir, algunas instituciones permiten conceder a sus clientes una quita, que es cuando el cliente entrega dinero en efectivo en cantidades específicas. Suele ser posible cuando el cliente ha conseguido un comprador para el inmueble. 

Hay que demostrar solvencia

Para poder negociar lo mejor ante estos casos es tratar de mostrar solvencia o tratar de ofrecer algo a cambio. Son varias las estrategias que se pueden usar a favor para mejorar las condiciones del contrato de hipoteca. Recordemos que hay casos donde los bancos basándose en la fórmula de la dación en pago solicitan la entrega del inmueble. Esto sucede cuando se demuestra que el cliente no es capaz de devolver el préstamo. 

Las personas suelen ignorar que las condiciones presentadas por el banco cuando se realiza la negociación no siempre son definitivas. Por ello, invitamos a analizar las condiciones allí descritas para determinar cuáles son los pasos a seguir. Es posible conseguir e intereses más bajos o la eliminación de comisiones y productos asociados. 

Es importante demostrar solvencia y nuestro perfil debe evidenciarlo. De esta manera la entidad bancaria se arriesgará menos al momento de realizar el préstamo, el cual a largo plazo será más barato. Es importante cumplir con sus requisitos, generalmente indican que el ahorro alcanzado cubra al menos un 30% de la compra y tener una situación laboral estable. Al tener estos elementos a nuestro favor, estamos en posición para poder negociar y ofrecer garantías de pago.  

Estas entidades suelen realizar tratos hipotecarios con personas que se ajustan al perfil que ellos mismos han establecido. No es de extrañar que cuando el cliente comienza a percibir ingresos por parte de las ayudas de desempleo esperen que eventualmente el cliente trate de renegociar. 

En conclusión estos son los aspectos a tener en cuenta para lograr negociar y abaratar la hipoteca: 

  • Consultar y comparar ofertas de otros bancos
  • Contratar a un bróker hipotecario
  • Demostrar solvencia
  • Si contamos con ahorros previos suficientes
  • Si contamos con altos ingresos y un trabajo estable
  • Evaluar si podemos ofrecer algo a cambio 

¿Cuáles condiciones aspiro a cambiar?

  • Conseguir un interés más bajo. 
  • Cambiar el índice de referencia
  • eliminar comisiones 
  • Podemos ampliar el capital 
  • Alargar el período de amortización de la hipoteca 
  • Cambiar a los titulares, avales  u otras garantías 
  • Renegociar cláusulas que consideremos abusivas
  • Eliminar del contrato ciertas cláusulas