fondos sostenibles
enero 7, 2022

Los mejores fondos sostenibles y cómo elegirlos

Por admin

Ante el aumento en la demanda de inversiones sostenibles se hace necesario ayudar a los inversionistas a elegir los mejores fondos sostenibles y cómo elegirlos. Los asesores y los analistas  expertos en este tema reconocen que es necesario mostrar a los clientes interesados cómo se hace el proceso de análisis. Considerando que no es una tarea fácil son varios los aspectos a tener en cuenta. 

Los proveedores de rating ESG así como también los gestores cuentan con algunos consejos que son útiles para estos casos. Definir con exactitud qué es una inversión sostenible no es tan sencillo. Recordemos que hay de varios tipos debido a que se asocian con temas diversos como el medio ambiente y los derechos sociales. También están las inversiones relacionadas con gobiernos y empresas corporativas. 

Por consiguiente, el proceso de selección va a depender en gran parte del interés personal del inversor. Algunos preferirán decantarse por ciertas campañas o acciones que buscan aportar una financiación para estas causas. También el grado de exigencia y compromiso son otros de los criterios que convergen en el proceso de selección. Cada producto de inversión posee sus propias particularidades. 

Generalmente, lo que prevalece en la mente de los inversores son las expectativas de sostenibilidad. es decir, que espera lograr en un futuro con la inversión económica, tiempo y recursos. En este caso se requerirá de un análisis más específico ya que exige planificación con antelación. 

Los fondos con etiqueta ESG 

La etiqueta ESG es utilizada por varias gestoras internacionales. Específicamente hablamos de aquellas gestoras que tienen experiencia y una amplia trayectoria en inversiones sostenibles. Por lo tanto, siguiendo su propio criterio han decidido hacer destacar a aquellas firmas privadas y de inversión qué son de interés. Es una manera de ayudar a los nuevos inversores a mostrar interés por estas recomendaciones. 

Algunas pioneras en la inversión responsable son firmas como Amundi, Robeco y Nordea. Pero esta estrategia no es nueva, ya que se había aplicado anteriormente en la década de los años 80. Este fue el caso de Pioneer Ethik Fond cuyo único objetivo eran las instituciones religiosas. Observando los resultados positivos obtenidos con esta medida, se siguieron los mismos criterios ESG

Lo que caracteriza a estos fondos es que son mixtos y conservadores. porcentualmente tienen una rentabilidad anual equivalente al 4,73%. Pongamos de ejemplo a los fondos sostenibles de Nordea Global Climate and Environment cuya rentabilidad anual es del 13%. También es el mismo porcentaje de los fondos de Robeco SAM Sustainable Water. Además, ambos fondos excluyen a las petroleras. 

Exclusión de las compañías petroleras

Ha sido tema de controversia la exclusión de las compañías petroleras. Para la mayoría de las personas las empresas que no se asocian al sector petrolero son más amigables con el medio ambiente. Es cierto que la actividad petrolera causa importantes efectos negativos y por ello se hace esta asociación de forma automática. Sin embargo, no todos tienen el mismo punto de vista. 

Algunos gestores aplican una metodología basada en las inversiones que a su vez estas empresas realizan. Es decir, las mismas empresas que son parte del sector petrolero también pueden participar en inversiones relacionadas con la transición energética. Hay ejemplos de empresas que deciden diversificar sus inversiones siendo parte de ambos sectores. 

Todo depende del criterio con el cual se mide este tema. Cada inversor tiene diferentes grados de exigencia y su visión ESG puede ser más estricta en algunos casos. Se recomienda realizar un análisis cualitativo a profundidad manteniendo un enfoque objetivo en lo posible. por ello es muy importante realizar una investigación previa y recabar información que sea de utilidad para poder tomar una decisión. 

Recordemos que no hay un proveedor o criterio ESG fijo. Ciertamente un factor a tener en cuenta es el margen de rentabilidad anual que estos fondos posean. Algunos de los más rentables son el Mirabaud Global Convertible Bonds Global y el Schroders Global Energy Transition. Ambos han demostrado tener un impacto directo positivo y en ambos hay objetivos de desarrollo sostenible.