transporte público
octubre 12, 2021

La ley del cuadrado y su importancia para optimizar el transporte público

Por admin

La ley del cuadrado inverso generalmente se asocia con el estudio físico de propagación de la luz y el sonido. Sin embargo, se puede aplicar a otros campos de estudio como es el caso de la planificación urbana, e inclusive en común se propagan las enfermedades en estos entornos. 

Recientes investigaciones han podido comprobar que se puede predecir cómo es el movimiento urbano, identificando sus patrones más comunes. Desde el punto de vista matemático los individuos en una ciudad no se mueven de una manera aleatoria. Eventualmente la movilidad muestra señas que hace que se pueda analizar y predecir estos  movimientos. 

Se puede realizar de diferentes maneras. Algunas investigaciones han utilizado los datos anónimos tomados de los teléfonos celulares. De esta manera se determina la cantidad de personas que han transitado en una misma ubicación urbana. Posteriormente se determina la distancia a la cual viajaron, desde ese punto o hacia otro. También se estudió la frecuencia con la cual realizaban estos viajes. 

¿Cómo funciona la ley del cuadrado?

La ley del cuadrado inverso aplicado al sistema de transporte público es muy sencilla. Son varias las predicciones que se pueden realizar con respecto a cómo se movilizan los ciudadanos en un día normal. Una de ellas establece que dos veces por semana se va a repetir la misma cantidad de personas que visitan un mismo lugar. 

Para llegar a estas conclusiones los investigadores se dieron cuenta de que las personas toman decisiones muy similares entre ellas. Independientemente de sí deben dejar a sus hijos en la escuela o si deben desplazarse a un centro comercial a realizar compras. Aunque sean elecciones únicas éstas siguen obedeciendo a la ley del cuadrado inverso cuando se reflexionan en conjunto. 

Una de las explicaciones indica que poderse desplazar utilizando el transporte público implica adaptar nuestros recursos limitados y energías a un horario específico. Esto es aplicable a cualquier ciudad del mundo. Se debe a que el sistema de transporte es colectivo e indica que las personas deben estar dispuestas a viajar en conjunto a los mismos lugares. 

Para mejorar la planificación urbana se debe comprender el patrón del tráfico y del transporte público. Asimismo, analizar cómo estos puntos se interconectan con los centros en donde se reúne la mayor cantidad de personas generalmente. La idea es rastrear de la forma más acertada posible el flujo de movimiento más común.  

Se observan patrones organizativos bien delimitados en cada una de las ciudades en las que se aplica esta ley. Regularmente las personas tienden a visitar los mismos centros. Incluso de esta manera podemos entender cómo se generan las epidemias y cómo se propagan las enfermedades en las comunidades. Este modelo matemático es el ideal para trabajar con los datos estadísticos con respecto a  las distancias y las frecuencias. 

¿Cómo puede ayudar a la creación de modelos de planificación urbana y  transporte público? 

Las ciudades que generalmente experimentan varias horas de obstrucción del  tráfico, se debe a que tienen un sistema de transporte y planificación urbana deficiente. Esto es más común de lo que se piensa. Lamentablemente en la mayoría de las naciones y ciudades del mundo estos estudios no se hacen correctamente. Por ello, proponer la utilización de la ley del cuadrado resulta ser un importante aporte. 

Además, el modelo de vida actual exige que las ciudades creen espacios más inteligentes para sus ciudadanos. Por lo tanto, el acceso a estas zonas debe estar garantizado independientemente de la hora o de la distancia desde la cual se desplacen las personas. 

Esta ley matemática nos revela los patrones de movimiento urbano a los que debemos prestar mayor atención. De esta manera podemos satisfacer las necesidades y exigencias de los ciudadanos que son parte de ellos. Sí se implementa de forma correcta podemos lograr que en las ciudades haya una mejor red de transporte público para todos sus residentes.