invertir a los 50
junio 2, 2022

Invertir a los 50 años

Por admin

El tema de invertir a los 50 años tiene varias cuestiones a considerar. En el caso de España, el 59% de los habitantes del país cuenta ya con una vivienda de su propiedad a esa edad. Además, no tienen cargas familiares importantes. Por lo tanto, se presentan varias circunstancias que motivan a invertir a los cincuenta años:

  • No hay que pagar hipotecas.
  • No se tiene hijos pequeños, por lo que no hay compromisos de gastos.
  • Se tienen fuentes de ingresos estables, bien sea por trabajo o por jubilación.

Todo lo anterior genera desahogo financiero. ¿Qué hacer entonces con el dinero? Pues, no tiene sentido simplemente guardarlo. Tampoco, gastarlo con descontrol. Por eso, gran cantidad de personas a los 50 años deciden invertir. Una manera de generar ganancias, multiplicar el dinero y aprovecharlo mucho mejor en la tercera edad.

Inversiones moderadas en la cartera de inversiones

No hay que olvidar que invertir también conlleva riesgos. El asunto es que, a la edad de 50 años, es mejor tomar riesgos moderados. No es una edad para “apostarlo todo y perderlo todo”. Siempre que se está en edad de jubilación, o ya jubilado, es mejor no ser tan arriesgado.  Al respecto, todo plan de inversión al llegar a las cinco décadas de vida debe tener las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto tiempo tardará antes de ver el rendimiento de la inversión?
  • ¿Ya tengo mi pensión asegurada? ¿Lo que invierta será un complemento de la pensión, o debo también colocar el dinero de la pensión en inversiones futuras?
  • ¿Lo que se obtiene por invertir genera suficiente ganancia para el sustento?

Todas estas preguntas son más que necesarias. Hay que recordar que, luego de los 50, no se puede pensar en el largo plazo. Lo mejor es considerar las cosas de modo un tanto más inmediato. Digamos que se deben combinar dos cosas: cierto margen de moderación, pero sin extender los plazos de obtención de dividendos con las inversiones.

El tema de la longevidad en territorio español

Un dato importante es que a los 50 años todavía queda tiempo vital, sobre todo si se vive en España. La expectativa de vida en el país supera los 80 años. Por lo tanto, es necesario cubrir todos esos años. En otras naciones, donde la expectativa de vida es menor, muchas veces las personas que arriban a las cinco décadas de vida suelen quedar por fuera de cualquier expectativa de inversión. Ese no es el caso de los españoles.

Incluso, podríamos decir que es una excelente etapa para invertir. El asunto es que se trata de un concepto de inversión diferente. No es la inversión que venden en películas de Hollywood, donde se ganarán millones arriesgando el capital. En realidad, es una inversión más moderada; pero siempre constante.

Las ventajas de invertir después de los 50 años

Mucho se habla de las “desventajas” de invertir luego de los 50 años. No obstante, en el siguiente párrafo de este texto deseamos exponer las bondades de invertir durante las cinco décadas de vida. Se trata de una etapa interesante, donde las personas tienen mayor posibilidad de monitorear sus ingresos e inversiones. Veamos algunas cuestiones importantes al respecto:

  • Muchas inversiones se hacen vía digital. Posible revisar las por esta vía, hacerlo personalmente, sin necesidad de terceros.
  • Se tiene más holgura económica. Por lo tanto, mes a mes se cuenta con recursos para la inversión constante.
  • En el caso de España, se incrementan las opciones de inversión. Por lo tanto, hay una buena cantidad de alternativas.

Como vemos, las ventajas antes mencionadas no están presentes en edades menores. La gente menor de los 50 años, muchas veces tienen compromisos: pago de escuelas, hipotecas del hogar, gastos relacionados con la familia, etcétera. Esta situación aminora al llegar a la quinta década de vida.

Los mejores consejos para invertir después de los 50 años

Insistimos en algo: la inversión después de los 50 años es diferente a cómo la gente la imagina. No es esa inversión de negocios, es en realidad una inversión para multiplicar ingresos y tener seguro un monto monetario cómodo. Al respecto, algunas opciones interesantes de inversión son las que mencionamos a continuación:

  1. Planes de pensiones: hay planes de inversión relacionados con las propias pensiones. Se descuenta el monto de la pensión y se genera un interés que sirve de ganancia.
  2. Fondos de inversión: hay alternativas que tienen mucha liquidez. La ventaja es que solo piden un monto fijo en determinadas fechas del mes. El resto del tiempo, la persona puede movilizar su dinero con bastante facilidad.
  3. Planes individuales de ahorro: se hacen con entidades bancarias, permitiendo ahorrar y a la vez tener un margen de intereses.

En suma, podemos aseverar que la inversión luego de los 50 años si es viable. Incluso, es un tipo de inversión con ventajas. El asunto es entender que se trata de una inversión diferente a la tradicional.

No tener dinero guardado a los 50 años, sino dinero para invertir

Esta es otra cuestión que suele prestarse a confusión. La realidad es que, a los 50 años, no se debería empezar de cero. Para invertir a esa edad, se requiere tener un flujo de capital o dinero ya en posesión. También, tener ciertas cosas resueltas: una vivienda, estabilidad, etc. De hecho, para invertir a esta edad la clave está en tener holgura, ya que los desembolsos monetarios son menores.

Por lo tanto, muchos recomiendan que desde edades previas se planifique cómo invertir. También, que se vaya pensando en tener los montos para hacer esas inversiones. Se trata de una manera de pensar diferente. Se suele creer que al llegar a edades de 50 o 60 años, es necesario gastar los ahorros. También, tener una pensión. En realidad, lo mejor es tener una cantidad de dinero que se pueda invertir.