arreglos económicos antes del casamiento
noviembre 17, 2021

Arreglos económicos antes del casamiento

Por admin

Un matrimonio es mucho más que la oficialización de la vida en pareja. Generalmente solo es visto desde el punto de vista romántico y hasta asumimos que será como un cuento de hadas. Eventualmente surgen temas serios que suelen pasar desapercibidos y entre ellos los más importantes son los asuntos económicos. Lo cierto es que este es un aspecto de la unión que no suele tratarse como una prioridad, pasando a un segundo plano. 

De hecho, comienza a ser un problema cuando la falta de planificación y del establecimiento de convenios hace que surjan ciertos conflictos. Para no llegar a este nivel de dificultad en la relación se suele recomendar hacer los arreglos económicos antes del casamiento. Pero esto no se hace en la mayoría de los casos, siendo una de las razones principales por la cuáles una pareja puede separarse. 

Sinceridad ante todo 

Cuando dos personas deciden vivir una vida conjunta, cada una de las partes previamente mantenía una economía personal que de cierta manera les funcionaba. Si estaba bien organizada o no es otro asunto a tratar. Lo esencial es que ambas partes deben lograr ponerse de acuerdo para que cuando surjan imprevistos económicos puedan enfrentarlo en pareja. Antes de la celebración del enlace matrimonial ambos deberán ser sinceros con respecto a su situación financiera para ese momento

Entre los aspectos a tratar incluso se deberá aportar información sobre los hábitos de consumo. También deberán ser honestos con respecto a los gastos que usualmente hacen. Pero lo más importante es ser claros y precisos con respecto a las deudas y préstamos personales que se tengan pendientes. Cuentan las hipotecas, así como los créditos para la adquisición de vehículos o viviendas. 

En estos casos hay que tener en cuenta las deudas que pueden afectar a la pareja. Es una medida de responsabilidad y protección, por ello es vital que ambos miembros del matrimonio tengan un completo conocimiento sobre el estado financiero en el que se encuentran.  Solamente de esta manera podrán iniciar la planificación financiera en conjunto, en vías de crear planes a futuro. También deberán ponerse de acuerdo con respecto a la adquisición de seguros de vida, seguros médicos y planes de pensiones. 

Separación de bienes

La mayoría de los expertos coinciden en que lo mejor para un matrimonio es previamente seleccionar un régimen económico que sea conveniente para ambas partes. Un régimen económico matrimonial tiene una aplicación automática e inicia desde el momento en que se hace el enlace. Significa que ambos deberán compartir las ganancias, incluyendo los salarios, las pensiones y los bienes que van a adquirir después de esa fecha. Por otra parte, también se toman en cuenta las rentas y los intereses que estos generen. 

Es importante aclarar que los bienes que han sido adquiridos por herencia o son donados son privados. Esto es siempre y cuando hayan sido adquiridos previo a la fecha de la celebración del matrimonio. Asimismo, en los regímenes gananciales también hay algunas ganancias que son privadas. Igualmente, ocurre con algunas deudas que son privadas y solamente competen a quien corresponden. Sin embargo, el problema surge cuando el acreedor desea embargar los bienes privados del deudor, ya que incluso puede solicitar el embargo de los bienes gananciales del matrimonio. 

Teniendo en cuenta el ejemplo anterior, si un matrimonio lleva en conjunto una actividad económica del tipo empresarial es probable que sea necesario un acuerdo de separación de los bienes. Plantearse esta opción siempre va a depender de los perfiles profesionales de cada uno. Dicho acuerdo permite que cada cónyuge pueda gestionar libremente los bienes que estén a su nombre. Sin embargo, todos los bienes que sean adquiridos de forma conjunta no pueden ser vendidos o hipotecados, a menos que haya consentimiento de ambas partes