Vida antes y después de contratar un Asesor Fiscal y Laboral


A no ser que te apasione la lectura del Boletín Oficial de Estado y todas las leyes publicadas en él, es más que necesaria la contratación de una Asesoría Laboral y Fiscal si quieres que tu proyecto empresarial salga adelante.

Y es que en el presupuesto que te hayas marcado para dar a luz tu proyecto debes reservar una pequeña cantidad de dinero para contratar un asesor fiscal y versada en las leyes y normas que te interesan te asesore y te guíe en el periplo empresarial.

Tal y como dicen: "Se acabó el tiempo del hombre/mujer renacentista en el que todo lo sabían, dominábamos todas las Artes."

Vida antes de un asesor laboral y fiscal


Imagina que eres un autónomo o que tienes pensado establecerte por tu cuenta para ser tu propio jefe y vives en Estepona o Marbella.

En ese caso san Google te ayudará a recabar todo aquello que debes hacer antes y después en el proceso de ser tu propio jefe.

Luego... tendrás que ir a las oficinas de las administraciones públicas para recabar más información y cumplimentar los formularios adecuados.

Y... una vez hayas hecho todo eso... tú y nada más que tú serás el que tiene que estar al tanto de toda norma, ley y gestión ante la administración pública además de gestionar y mantener en pié tu negocio.

Lógicamente, estas tareas aglutinadas en una única persona, que encima, no está versada en dichas tareas puede generar una gran tensión y con el paso del tiempo los fallos llegan y la omnipresente hacienda y otros actores algo más amables llaman a tu puerta para decir que hiciste algo mal y que tendrás que pagar alguna que otra multa.

Vida después de un asesor laboral y fiscal


Después de que hacienda haga presencia en tu mundo, pidiéndote con mayor o menos amabilidad un dinero que en la mayoría de los casos no tienes... optas por contratar una Gestoría en Estepona.

Dicho asesor se encargará de mantenerte al tanto a tí y a tus papales de que es lo que tienes que hacer o no y si ese es el momento adecuado para hacerlo o no.

El asesor en cuestión te explicará cuando debes hacer la declaración de la renta y te la hará (algo fundamental para los que no estamos versados en la materia), te ayudará a entender que es eso de los certificados de retenciones y lo hará por tí, te indicará cuales son los gastos deducibles en tu actividad económica (algo fundamental para los plebeyos como nosotros), te guiará en esa cosa llamada IVA que todo el mundo sabe lo que es, pero que nadie sabe como funciona, y por último, y no por ello menos importante, te hará casi todo lo que debas hacer ante la administración para dejar que tu y nada más que tú atiendas la actividad de tu negocio.

Así pues... ¿quieres una vida con o sin asesor fiscal, contable y laboral o no?