Cómo proteger tus bitcoins de robos


Los monederos son esas cosas u objetos donde meter tu dinero en forma de monedas y billetes, además de las tarjetas de crédito o débito...

Resulta que otros monederos (wallets) también pueden acumular, guardar y recoger las criptomonedas que hayas ganado o comprado en el ciberespacio.

Esos monederos "virtuales" al igual que los físicos, se pueden perder, robar y hurtar, no por un encapuchado a punta de pistola (que también puede pasar) sino por una persona a miles de kilómetros con la única arma de un ordenador conectado a Internet...

... y es que aunque la tercnología blockchain es el paradigma de la seguridad, todo sistema es tan fuerte como el eslabón más débil de la ecuación... En este caso es el ser humano.

Dado que existen muchos tipos de monederos, es lógico pensar que hay distintos tipos de consejos.

Ahí van mis consejos para proteger tus bitcoins....

Monederos Online


Los monederos online son maravillosos porque puedes acceder a tu cuenta y criptomonedas en cualquier parte del mundo con acceso a internet, pero como suele pasar en este tipo de cosas... hay fallos de seguridad que pueden permitir que terceras personas puedan entrar en tu wallet online para robar tus ahorros.

Seguridad en dos pasos (2FA)


La seguridad en dos pasos es fundamental si optas por un monedero online.

El sistema de nombre de usuario y contraseña que las webs convencionales te ofrecen es plenamente vulnerable gracias a todo tipo de ataques que tanto tú como tu móvil u ordenador pueden sufrir.

Gracias al sistema de seguridad en dos pasos, a esta seguridad convencional se la añade una segunda capa en la que se te pide un código numérico proporcionado por medio de un SMS en tu móvil o por medio de una app generadora de códigos que no necesita de conexión a internet para ofrecerte dicha segunda contraseña.

Las apps generadora de códigos funcionan por medio de un algoritmo almacenado en ellas mismas y el mismo algoritmo en la web a la que quieres acceder.

Sin necesidad de internet, tanto la web como tu app generadora de códigos mostraran el mismo código a la vez, Código que deberás introducir una vez hayas pasado el primer paso de la seguridad en dos pasos.

Nada de usar Wifi público


El wifi es maravilloso, pero el problema que tiene este tipo de tecnologías es cuando usas conoexiones wifi vulnerables a las que pueden conectarse todo tipo de personas.

Las conexiones wifi como las de un bar, restaurante, o biblioteca, son susceptibles de ataques por medio de elementos maliciosos que usando la red a la que estás conectado intenta introducirse en tu aparato (ya sea teléfono móvil u ordenador).

De esta forma, y si tienes oportunidad, procura usar tu propia conexión por muy lenta que sea a la hora de acceder a webs con datos importantes para tí.

Revisa la dirección URL


Revisa que la URL de la web a la que vas a acceder es la correcta.

Por vaguería o desidia a veces insertamos nuestros nombres de usuario y contraseñas en páginas web sin fijarnos en la dirección URL.

El la mayoría de los casos, la URL tiene que venir precedida de https:// o lo que es lo mismo, tiene que tener un certificado y una capa de seguridad que hace que las transacciones de datos con dicho sitio son seguros.

Si no existe el https:// puede ser por dos razones:

Qué la web en cuestión no tiene la suficiente seguridad, o que no es la web oficial y por tanto es un sitio fraudulento para conseguir tu nombre de usuario y contraseña.

Evita el Phising


El phising es la suplantación de identidad de un sitio oficial con la intención de conseguir tus datos de acceso.

Pueden ser sitios web, con similar dirección URL e idéntica apariencia, pero cuyos únicos fines son los de conseguir los datos personales que les den acceso a tu querido dinero.

Así pues... y siguiendo con el anterior consejo... cuídate mucho de las direcciones sin https://, de las direcciones que no conozcas y lo más importante... nunca nunca nunca pulses sobre un enlace de un correo electrónico que algún sitio que almacena tus bitcoins supuestamente te haya mandado.

Puede que dicha comunicación quiera secuestrar tus ganancias.

Monederos Offline


Los monederos Offline son todos aquellos que funcionan en tu ordenador o móvil como un programa de escritorio normal, sin que haya elementos del mismo almacenados en la red.

Copias de seguridad


La mayoría de los monederos offline en forma de programas ejecutables de ordenador o móvil, tienen una opción para hacer una copia de seguridad del archivo que guarda las criptomonedas y tus claves privadas.

Hacer una copia de seguridad de dichos archivos es más que fundamental y si además los guardas en tarjetas de memoria y memorias USB mucho mejor, dado que el almacenamiento en la nube o en un ordendador conectado a la red es muy peligroso a no ser que encriptes dicho archivo.

Guarda bien la clave privada (miii teeesooorooooo)


Cada monedero criptográfico tiene una clave privada de la que se derivan las direcciones públicas.

Dicha clave privada (no hay que confundir claves con contraseñas) es una secuencia hexadecimal de 256 Bits (de ahí lo del algoritmo SHA-256 de bitcoin)

La clave privada solo, y solo tú debes conocerla y es que si alguien se hace con dicha clave, podrá hacer con tus criptomonedas cualquier cosa que se le pasa por la cabeza.

Y... es que... aunque la seguridad de la cadena de bloques es muy alta, a veces, el factor humano es el eslabón más débil.

Guarda bien tu clave privada anotándola de puño y letra en alguna libreta o legajo, o imprimiéndola... sin dejar archivo alguno guardado en tu ordenador o móvil.

Consejos generales


Estos son algunos consejos tanto si usas un monderos online como si usas un mondero offline o de papel.

Diversifica


No acumules tus ahorros de criptomonedas en un solo monedero.

Procura diversificar tus ganancias por usos.

De esta forma, por ejemplo, puedes tener un wallet para tus transacciones habituales, para comprar y demás... y un segundo wallet para la acumulación y la inversión, además de terceros wallets para otros usos.

De esta forma, aunque alguno de tus monederos se vea comprometido, el resto seguirá intacto y la pérdida será mucho menor.

Monederos en frío


Una buena opción, para maximizar la seguridad, son los denominados monederos en frío que permiten el almacenamiento de tus ganancias en un dispositivo sin acceso a internet.

Normalmente tienen forma de pendrive, y deben ser conectados a tu ordenador o móvil.

Un buen ejemplo es el llamado Ledger Nano S, con una forma muy similar a una memoria USB, permite el almacenamiento de Bitcoins, Ethereums y otras Altcoins basadas en Blockchain, pudiendo usarlo para enviar o recaudar tus activos en frío y de forma encriptada.

Fuentes: Cryptopotato