¿Los poseedores de títulos nobiliarios cobran un sueldo?


¿El Duque de Alba cobra un sueldo por el simple hecho de ser Duque de Alba? Esa puede ser la pregunta que te estés haciendo si has llegado a esta entrada...

...y es que cada vez que hay una noticia, en los medios de comunicación tradicionales, relacionada con los títulos nobiliarios surge la misma pregunta.

¿Los títulos nobiliarios llevan aparejados un sueldo? 

La respuesta a esta pregunta es.... NO.

Pero antes de extenderme en la respuesta he de explicarte algunas cosillas relacionadas con los títulos nobiliarios.

¿Quién concede los títulos nobiliarios?


Esta clase de distinciones no aparecen de la nada como el universa tras el Big Bang, sino que el el Rey el que los otorga de acuerdo a una serie de reglas y normas.

Actualmente es el artículo 62.f de la Constitución Española la que  da dicha potestad al Monarca.

Dice así...

Expedir los decretos acordados en el Consejo de Ministros, conferir los empleos civiles y militares y conceder honores y distinciones con arreglo a las leyes.

Así pues, el otorgamiento o no de un título nobiliario y su sucesión lo hace Su majestad el Rey de acuerdo a las leyes y a un Real Decreto que debe firmar en cada caso.

Tipos y jerarquía de títulos nobiliarios en España


Existe una jerarquía que antaño tenía una razón de ser pero que hoy día viene a dar un poco igual, pero siempre es bueno saber de donde salen y cual era su lugar en el mundo en épocas antiguas, porque de alguna forma nos ayuda a entender el porque de la respuesta anterior.

Jerarquía de títulos nobiliarios en España

Grandes de España


Este tipo de dignidad no es un título nobiliario en sí pero si la mayor distinción que un Rey de España puede conceder así como la mas alta dignidad de su clase que se puede conceder en toda Europa.

Su origen se encuentra en la monarquía visigoda pero no fue hasta la época del Carlos I en el siglo XVI cuando se comenzó a regular la Grandeza de España como es conocida hoy día.

Normalmente el monarca la otorga a un título nobiliario, pero a veces puede ser a título personal, pero fuera como fuese es de carácter hereditario.

Así pues... Un Duque (siempre son grandes de España), un marques o incluso un conde pueden ser Grandes de España, así como personas sin ninguna distinción nobiliario (cosa que no se prohíbe pero tampoco se ha concedido hasta el momento).

Duque


Es el título nobiliario que se encuentra más arriba en la jerarquía de títulos, pero por debajo del Rey, Príncipe y los infantes (casa real).

Se solía, o se suele conceder, a hijos de la realeza que no pueden heredar, dado que antiguamente la progenitura heredaba todo.

Se les ha de nombrar como Excelentísimos Señores.

Marqués


En la jerarquía se encuentra por debajo de Duque y por encima de Conde.

Tiene sus orígenes en la época del Imperio Carolingio, siendo los marqueses aquellos nobles que se encargaban de cuidar las fronteras del reino, concretamente en las llamadas Marcas (fronteras).

A pesar de ello en España no se consolidaría el marquesado hasta el siglo XV

Tienen el tratamiento de Ilustrisimos Señores a no se que ostenten la Grandeza de España, en dicho caso se les daría el tratamiento de Excelentísimos Señores.

Conde


En la jerarquía se encuentra por debajo de Marques y por encima de Vizconde.

El título de conde tiene su origen en el Imperio Romano aunque algunos historiadores lo datan en la república Romana.

Ya en época visigoda existían Condes pero no fue hasta el reinado de Alfonso X el Sabio que se otorgó este título con caracter hereditario, porque hay que explicar que el Conde era un título de oficio más que un título de honor (como lo es hoy día), y es que los condes se ocupaban de oficios civiles y de la administración o incluso de servir al monarca en ciertas tareas.

Tienen el tratamiento de Ilustrisimos Señores a no se que ostenten la Grandeza de España, en dicho caso se les daría el tratamiento de Excelentísimos Señores.

Vizconde


Como suele pasar con el Presidente que tiene su vicepresidente, el conde, dado que antiguamente era un título de oficio, tiene su propio sustituto en forma de Vizconde.

Por lo tanto... en la jerarquía de títulos nobiliarios se encuentra por debajo de Conde y por encima de Barón.

Se les ha de nombrar como Ilustrísimos Señores si no son Grandes de España, si este es el caso se les ha de nombrar como Excelentísimos Señores.

Barón


En la jerarquía de títulos tiene su lugar por debajo de Vizconde y por encima del de Señor.

Tiene sus orígenes germánicos en la alta edad media, pudiendo traducirse como Hombre poderoso o como varón Libre, aunque no hay una respuesta definitiva a su significado.

Sea como fuere, en nuestro país (España) los títulos de Barón de antes del Siglo XIX tiene su origen en la Corona de Aragón teniendo su reflejo en el título de Señor que venían de procedencia Castellana.

Tienen el tratamiento de Ilustrisimos Señores a no se que ostenten la Grandeza de España, en dicho caso se les daría el tratamiento de Excelentísimos Señores.

Señor


Dentro de la jerarquía de los títulos nobiliarios se encuentra por debajo de Barón pero por encima de Caballero o Hidalgo.

Tiene su origen en la época romana y aunque se considera un título nobiliario fue una figura que se usó en la historia para denominar ciertas actividades o jerarquías dentro de la administración o política.

Tienen el tratamiento de Ilustrísimos Señores.

Ventajas y desventajas de poseer un título nobiliario


Te preguntarás... ¿Por qué me has hablado de todo esto?

La verdad es que lo que te he escrito ha sido para intentar explicarte una de las pocas ventajas (o privilegios) que han tenido los títulos nobiliarios hasta la década de los años 80.

Aunque también lo hago para que veas cual era el lugar que dichos títulos nobiliarios ostentaban en la jerarquía nobiliaria.


Ventajas


Hay que recordar que los títulos otorgados por S.M el Rey, se pueden considerar como premios y reconocimientos a distintas personalidades por su aportación a la cultura, la política, la ciencia y el deporte en nuestro país, por lo que no hay que darle el carácter ideológico que algunos individuos quieren proporcionales.

El único privilegio que puede ejercer una persona con un título nobiliario, en nuestro país, es el poder ostentarlo, además del trato de Ilustrísimo Señor (si no son grandes de España, si lo fueren habría que llamarles Excelentísimos Señores).

Hasta hace bien poco, concretamente hasta el año 1984, los grandes de España tuvieron el derecho de Pasaporte Diplomático, con el que podían viajar como cualquier diplomático español, con sus privilegios y facilidades.

Hoy día tal derecho no existe.


Desventajas


Ante las pocas ventajas que tienen aquellas personas distinguidas como Ilustrísimos Señores o Excelentísimos Señores, hay una gran desventaja que no solo hay que señalar o citar, sino que hay que explicar.

Dicha desventaja en forma de impuesto obliga a pagar en aquellos momentos en los que se quiera heredar un título de estas características (transferencias).

La legislación aplicada es el Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de septiembre, por el que se aprueba el Texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Básicamente viene a decir, que si quieres heredar un título nobiliario, tienes que pagar.

La cantidad de dinero que se tenga que pagar por la transmisión de dicho título, dependerá del tipo, así como si va unida a la grandeza de España, con cuantías que van desde 507€ hasta 10.600€. Desde luego que es un buen pellizco para algunos bolsillos, ya que hay que recordar que no todos los nobles son ricos. Lo de tener tierras y vivir de las rentas, solo lo pueden hacer unos pocos.

Conclusiones 

Cualquiera puede hablar, y está en su derecho. Si miramos en internet y buscamos en San Google sobre este tema, encontramos un sin fin de páginas, y foros donde la gente pregunta sobre este tema en concreto. Muy poca gente afirma que se cobra un sueldo por ostentar un título nobiliario y cuando lo hace no lo fundamenta o ni lo justifica. Si se cobra, ¿vendrá recogido en algún texto oficial no?, yo desde luego que no he encontrado ninguna cita al respecto y por lo tanto considero que dicha afirmación de que se cobra un sueldo por el mero hecho de ser Marques, Duque, Conde, o lo que sea es una mera falacia.

He expuesto aquí mis argumentos, considerando que están respaldados por textos legales, si me he equivocado o consideráis que he omitido algún dato estáis en vuestro derecho de hacer comentarios a esta entrada de forma educada. En el error está el saber.

Fuentes: Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de septiembre, por el que se aprueba el Texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados., Wikipedia.org, El mundo, Wikipedia.org, eldiario