¿Necesito ayuda para montar mi propio negocio?


- Que levante la mano quien no haya pensando, alguna vez en su vida, crear un negocio.

Nadie ha levantado la mano, así que seguiré con las preguntas.

- Qué levante la mano quien, habiendo pensando en montar un negocio (que sois todos), no lo haya creado al final.

Una, dos, tres, cuatro, cinco, seis... demasiadas manos levantadas que contar y pocos dedos con los que contarlas.

Pero... ¿Por qué ha ocurrido esto?

Una sociedad en crisis, y el poder político que lo gobierna, intentan fomentar la creación de empresas y negocios, así como el autoempleo, por una simple razón, crean empleo y por lo tanto son fuente de prosperidad para el país.

Pero los emprendedores no montan sus negocios porque el poder político de turno se lo dicte, hay una serie de variables que con el paso del tiempo han ido cambiando y más en una sociedad como la nuestra.

¿Cómo es el emprendedor?


Desde que empezó la crisis, haya por 2007, la edad, los motivos y muchas más variables que definían al emprendedor en nuestro país, han cambiado paulatinamente.

Si antes el emprendedor, era una persona entrada en años, que buscaba una oportunidad de negocio en lugar de abrir el suyo por la necesidades del momento, hoy día la edad media del emprendedor ha bajado de forma paulatina y la necesidad de crear un negocio con el que poder mantener los ingresos ha aumentado.

Así pues, nos encontramos con gente joven, o relativamente joven, que buscando una oportunidad de negocio o más bien por necesidad, crean el suyo en nuestro país.

Pero... hay un problema.

Tasa de fracaso


Hay una alta tasa de fracaso de nuestras empresas.

Pueden ser por múltiples razones.

Mala visión de la oportunidad que se vio en un principio, mal análisis de viabilidad, falta de estructura del negocio, plan de negocio mal ejecutado, o incluso fiscalidad excesiva y mala gestión.

Aunque el número de emprendedores formados ha aumentado desde que la crisis comenzó (del 49% a menos del 25% hoy día), la necesidad de contar con un asesoría especializada es enorme.

Voy a ser claro... un experto en programación de JavaScript o sobre la Cadena de Bloques (blockchain), la criptografía o incluso un frutero, con años y años de experiencia en la selección de la fruta, no tiene porque saber de fiscalidad o de los trámites habituales que a un negocio se le exigen.

Asesoría fiscal


Si lo que quieres es emprender, la situación y la localización del mismo es fundamental.

Hay negocios, que por su forma de concretarse o su temática y/o actividad, necesitan de una gran población, pero la mayoría de los negocios que podemos plantear no exigen esa necesidad.

Pero sea como fuere, una asesoría fiscal se plantea fundamental si quieres comenzar con buen pie.

Una asesoría fiscal en Barcelona, por ejemplo, te ayudará en el asesoramiento (valga la redundancia), gestión de las obligaciones fiscales, trámites con las administraciones públicas, estudios sobre la mejor forma de financiación o el fondo de maniobra mínimo ideal entre otras cosas.

Enlace: http://gestoriaraipe.com/