4 consejos para trabajar desde casa y no morir en el intento


Trabajar desde casa es quizá una de las fantasías que muchos trabajadores tiene o han tenido a lo largo de su vida.

Es verdad... hay algunos trabajos no pueden ser realizados desde casa, pero hay otros muchos que con algo de dedicación y constancia por nuestra parte, se pueden convertir en fuentes de dinero más o menos rentables.

Trabajos que puedes realizar desde casa


Aquí te dejo algunos trabajos que puedes realizar desde casa, con mayor o menor dedicación por tu parte.

Hay muchos más. Trabajar desde casa te da muchas posibilidades.

Blogger

Ser blogger no es un trabajo, es una filosofía.

A mucha gente que le digo que tengo un blog le hace gracia y no entiende que escribir en uno requiere su parte dedicación y estudio.

Un buen blog tiene buen contenido y si además, el blogger sabe promocionar dicho contenido tiene gran parte del trabajo realizado.

Poco a poco el blogger verá como las visitas comienzan a subir, y como los usuarios interaccionan de forma social con los contenidos que se han publicado.

En dicho momento, el blogger se planteará. ¿Puedo ganar dinero con esto?

La respuesta es sí.

Gracias a herramientas como Google Adsense y alguna alternativa más en forma de AdNetWork, podrás monetizar tu blog con anuncios.

Si a demás le añades la posibilidad de realizar entradas patrocinadas el rendimiento aumenta considerablemente.

Vender online

Hay muchas plataformas como eBay y Amazon, que te permiten vender online toda clase de productos.

Lo bueno que tienen esta clase de plataformas, es que no tendrás que crear una tienda, con su dominio y servidor, o dedicarle tiempo a la promoción.

Gracias a la gran cantidad de usuarios que visitan Amazon y/o eBay, entre otras, podrás conseguir potenciales compradores rápidamente.

El Stock es importante, será una de las grandes inversiones que tendrás que llevar a cabo, pero no necesitarás de un local con el consiguiente alquiler. Con que tengas un rincón en tu casa para almacenaje, será más que suficiente.

Youtuber

Ser YouTuber al igual que ser blogger requiere dedicación por tu parte, además de algo de suerte.

Puedes haber hecho un vídeo o entrada maravillosa, pero puede que no llegue a ser la estrella que esperabas que fuese a ojos de los visitantes.

Lo importante es crear contenido de calidad, y que te guste. No hables o escribas de aquello que consideres que sea rentable a pesar de que no es tu nicho o gusto.

Ama lo que haces y con el paso del tiempo y algo de promoción por tu parte, verás como verás recompensada tu dedicación.

Consejos para trabajar desde casa


Trabajar desde casa, no es como trabajar desde una oficina.

Requiere algo de responsabilidad por tu parte, y lo más importante, hacerte a la idea de que tu casa es tu lugar de trabajo.

No hay Horarios

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que no hay horarios.

Puede que te marques un horario tipo, de horas,para realizar tu trabajo, como si estuvieses en una oficina, pero al final del día, te darás cuenta de que habrá horas mucho más inspiradoras que otras para realizar trabajos como el de blogger, traductor online o incluso el de Youtuber.

Encuentra esa hora idónea e inspiradora, y si un día de insomnio el cuerpo te pide ponerte a escribir o lo que sea, hazlo. Esa será la mejor hora.

Responsabilidad

Mucha gente opina que lo que hay que tener para trabajar desde casa es Disciplina, pero creo que lo primero que debes tener es Responsabilidad.

La disciplina, que es un concepto bastante abstracto en esto ambitos, es menos importante que la responsabilidad.

No vale de nada hacerte un horario e 8 horas diarias, de 8 de la mañana hasta las 4 de la tardes, por ejemplo, si luego los trabajos que tienes que realizar no salen, o no salen como deben ser.

Lo más importante es la responsabilidad, y eso va, de alguna forma, de la mano del primer apartado del que te he hablado.

Si te han encargado un trabajo, o tu mismo te lo has encargado, tienes que ser responsable para querer sacar dicho trabajo, con la calidad que se merece y en el plazo que te han marcado o te has marcado.

La disciplina del horario se tiene que dejar a un lado para dar paso a la responsabilidad de querer sacar el trabajo a tiempo.

Distracciones fuera

Trabajando en casa, las distracciones se encuentran por todas partes.

Si ya es complicado concentrarse en el puesto de trabajo, imagina hacerlo en casa.

El teléfono, aunque no lo creas, se puede apagar, o por lo menos silenciar.

No pasa nada si no contestas al whatsapp de turno de algún amigo, de algún grupo o lo que sea. Ya habrá tiempo para responder al vídeo chorra que te han enviado.

Si ya has apagado el WhatsApp, lo más importante es alejarte de la cocina.

La cocina se puede convertir en un elemento más de distracción y de procrastinación.

Levantarse a por un café o a por una galleta, una y otra vez puede romper tu estado Zen de trabajo, momento en el cual se puedes rendir por encima de cualquier otro.

Espacio adecuado

Si tu casa es tu puesto de trabajo, ¿por que no decorarlo a tu gusto?

Dedica una habitación única y exclusivamente a tu trabajo.

Decórala a tu gusto y piensa en las sedes de empresas como Google o Apple, donde los espacios de trabajo son dignas de las casas más cómodas para trabajar.

Fuentes: Imperio Dinero