¿Por qué ganar la Lotería no da la Felicidad?


Si y No.

Puede que parezca muy gallega esta respuesta, pero es la pura verdad, o eso es lo que dicen algunos estudios científicos.

El primero del que hablaré es uno que se hizo gracias a la Universidad de Illinois que estudiaron si la felicidad iba aparejada a ganar la Lotería en dicho estudio.

El segundo de los estudios del que hablaré fue realizado gracias a Universidad de Warwick. En dicho se intentó descifrar cuales eran los factores que ayudaban de alguna forma a la felicidad de las personas. ¿Se es más feliz con más dinero o más educación?

A esa pregunta también hay que responder con Si y No.

Ganar la Lotería no da la felicidad.


Esa es la conclusión a la que llego después de leer acerca de este estudio.

Resulta que un día a la Universiad de Illinois se le ocurrió la maravillosa idea de hacer un estudio sobre la Lotería y más concretamente sobre si los ganadores de la Lotería eran mas felices que el resto.

Para ello cogieron tres grupos de personas diferenciadas:

  • Ganadores de Lotería
  • No ganadores de Lotería
  • Personas parapléjicas o tetraplégicas

¿Cual crees que es el grupo de personas con mayor felicidad?

Los resultados indicaron que tanto los ganadores de la Lotería como los no ganadores, mantenían un nivel de felicidad muy similar.

Los tetraplégicos y paraplégicos tenían un nivel de felicidad inferior, pero no por mucho.

¿Cual es la conclusión?

Los ganadores de la Lotería aumentaban su felicidad gracias a ganar tanto dinero y gracias a disminuir el estres y los pensamientos sobre el futuro próximo, pero con el paso de los meses y con un máximo de 2 años le felicidad volvía a los niveles de antes de ganar la Lotería.

¿Por qué ganar la Lotería no da la Felicidad?


Hay que diferenciar entre Felicidad relativa y la Felicidad Absoluta.

La felicidad relativa es la que sienten los ganadores de la Lotería.

Ganar la Lotería es un elemento externo a él, y gracias a ese elemento externo se pueden ver solventadas ciertas cuestiones externas a él.

Siempre que ciertas necesidades o deseos materiales o inmateriales se vean solventadas todo irá bien, pero solo de forma momentáneamente ya que los deseos siempre estarán ahí. Cambiarán con el paso del tiempo y según la cantidad de dinero que tengas la cuenta bancaria, pero si no se solventan la cosa se complica.

La felicidad Absoluta es una felicidad que viene gracias a elementos intrínsecos a nosotros.

Nosotros somos los que creamos nuestra propia felicidad.

Tener un título universitario no da la felicidad


El otro estudio del que voy a hablarte es uno realizado por la Universidad de Warwick.

En dicho estudio, como te expliqué más arriba, se intentaba descifrar cuales eran los factores que fomentaban o ayudaban a encontrar la felicidad.

Este estudio parte de la premisa de que cuanto más nivel educativo menos índice de enfermedades mentales se tiene (no estoy muy de acuerdo con esta premisa pero bueno).

Los resultados dejaron a los responsables perplejos.

Aquellas personas con un educación de calidad, títulos universitarios, masters o doctorados no eran más felices que aquellas personas con a penas el graduado escolar.

Y... ¿a que conclusión se puede llegar con este nuevo estudio?

La felicidad está en nosotros, no lo que tenemos, logramos o conseguimos en la vida.

Podemos vivir una vida de mierda, pero podemos ser felices.

Fuentes: Ine.es, Suertudos