8 países, islas y territorios que no sabías que eran paraisos fiscales


Los paraísos fiscales están de moda.

Hoy por hoy estos lugares se han convertido en el mefistófeles de la economía mundial, donde personas con poco ánimo de pagar impuestos se han decidido a crear empresas y sociedades opacas para ocultar sus ganancias.

Si piensas en un paraíso fiscal seguro que te viene a la mente un isla paradisíaca con sus palmeras, playas y aguas cristalina. ¿Y si te digo que hay paraísos fiscales raros, y desconocidos, que se alejan de ese cliché, y otros que son totalmente desconocidos y perdidos de la mano de Dios?

Isla de Man


Esta isla es una dependencia directa de la corono británica y no forma parte del Reino Unido. Por esa razón las leyes de la Unión Europea para el control de los capitales no pueden hacer nada en esta pequeña isla entre Gran Bretaña e Irlanda.

Con a penas 80.000 habitantes la isla de Man lleva más de 20 años con crecimiento económico a pesar de la crisis mundial que nos ha azotado.

Los servicios financieros que esta isla ofrece representan más del 30% de su Producto Interior Bruto. Por esta razón y unas cuantas más, no se pagan impuestos relacionados con el patrimonio, herencias y actos jurídicos. En la declaración de la renta solo se podrá pagar el 20% con un máximo de 100.000 libras.

Como curiosidad decir que la empresas Conanical Ltd y PokerStars están afincadas en este territorio impositivo especial.

Isla de jersey


Ya te hablé de esta isla en otra entrada, pero para que no quede fuera de esta maravillosa isla comentaré algunas cosillas de este territorio de 97.000 habitantes.

Esta isla es una dependencia directa de la Monarquía Birtánica y no del Reino Unido. Por esta razón no se aplican las leyes de la Unión Europea en su territorio y funciona como un país independiente de facto sin ostentar las relaciones exteriores y la defensa.

Su producto interior bruto de 57.000 dólares solo es superado por Luxemburgo y Bermudas (otros dos paraísos fiscales) y los servicios financieros representan más del 70% de la riqueza de esta Isla.

Al igual que la Isla de Man, en la declaración de la renta solo se paga hasta un máximo del 20%, que se ha mantenido fijo durante décadas.

Isla de Guernsey


Es la hermana menor de la Isla de Jersey ya que viven juntas en el canal de la mancha y frente a las costas de Normandía.

Con apenas 65.000 habitantes tiene un producto interior bruto de 40.000 dólares y depende directamente de la Monarquía Birtánica y no del Reino Unido.

El 32% de su economía se sustenta en los servicios financieros desde 1950 cuando se introdujeron los necesarios cambios en la legislación financiera que convertiría esta pequeña isla en un paraíso fiscal. Toda sociedad paga una tasa anual de 500 libras, siempre y cuando los dueños de la sociedad no sean residentes en la isla, y una retención del 35% sobre los beneficios.

Peñón de Gibraltar


Gibraltar es otra de esas rarezas que hay en Europa, donde sus apenas 30.000 habitantes viven en unos escasos 4000 kilómetros cuadrados.

Forma parte de la Unión Europea pero a la vez no lo es. Es una de esas cosas raras que hace que en este peñón no se aplique el IVA entre otras cosas.

Lo bueno que tiene Gibraltar respecto a resto de paraísos fiscales mencionados, es que las sociedades radicadas en este peñón no tienen que pedir licencias especiales para operar en la Unión Europea, al ser miembro raro del club europeo.

Si quieres crear una empresa en Gibraltar y resides fuera de esa cosa llamada peñón, que sepas que solo tendrás que pagar un fijo anual de 300 libras y una tasa testimonial del 2%.

Hoy por hoy, hay más de 28.000 empresas radicadas en este territorio entre las que se encuentran varias casas de apuestas y casinos online.

Vanuatu


Vanuatu es un país insular localizado en el Océano Pacífico que tiene más de 260.000 habitantes con un Producto interior Bruto de 3,000 dólares.

Aunque su economía está basada en la agricultura y la pesca (que sustenta al 65% de la población), se ha abierto camino en el mundo de los servicios financieros permitiendo la creación de empresas Offshore y la creación de compañías internacionales.

Vanuatu carece de impuestos sobre la renta y otras tasas similares. Tan solo mantienen un pequeño impuesto llamado VAT muy sumilar al IVA de la Unión Europea.

Este país es un paraiso fiscal muy diferente al que nos tienen acostumbrados los territorios anteriormente mencionados.

La economía familiar es meramente de sustentación y la vida apacible de sus lugareños se aleja de los tejemanejes de los servicios financieros y las emisiones de sellos para el coleccionismo.

Leichtenstein


Este país de tan solo 160 kilómetros cuadrados y en torno a los 37.000 habitantes se encuentra en el corazón de Europa, aunque no forma parte del la Unión Uuropea, pero si del tratado de libre circulación.

Se ha considerado un paraíso fiscal por infinidad de organismos y países, ya que los bajos impuestos, la opacidad (no se sabe ni el nombre del dueño de la sociedad) y la facilidad para crear todo tipo de empresas y sociedades en su territorio, ha permitido que cerca de 74.000 se hayan establecido en su territorio.

Aunque la presión internacional se ha cebado con el pequeño país transalpino, para que abra sus cuentas a inspecciones, Leichtenstein ha considerado que la supervivencia del propio país se sustenta en mantener dicha opacidad y liberalismo económico.

Cerca del 30% de sus ingresos totales provienen de los servicios financieros. Con eso se dice todo.

Nauru


Nauru es una de esas islas-país que se encuentran en el Oceano Pacífico y que nadie o poca gente sabe que existe.

Las décadas de explotación de las minas de fosfatos de la isla hicieron que el centro de la misma sea inservible para la ganadería o la agricultura.

Los ingresos generados por la explotación de los fosfatos se depilfarraron y los cerca de 11.000 habitantes, en tan solo 213 kilómetros cuadrados, tuvieron que buscarse la vida para fomentar la entrada de capital extrajero y por tanto de la riqueza.

En la década de 1990 se les ocurrió la maravillosa idea de convertirse en un paraíso fiscal, creando un efecto llamada con el que los mafiosos rusos usasen el pequeño territorio para blanquear millones de dólares y rublos.

Nauru prácticamente no tiene impuestos en cualquiera de sus formas. Tampoco existen acuerdos de doble imposición o de trasnferencia de datos de las cuentas y empresas radicas en el país insular.

Delaware


Delaware no es una isla del pacífico o del Caribe. Aunque no lo creas, Delaware es un estado de los Estados Unidos. Si... ese país que anda detrás de los paraísos fiscales, y es que este territorio tiene una fiscalidad que fomenta la creación de todo tipo de sociedad y la legislación que mantiene es muy permisiva poco impositiva y muy opaca.

Gracias a todas estas medidas la prestación de servicios financieros en el gran estado de Delaware representa el 38% de su riqueza.

Las empresas solo tienen que pagar un 8,7% en impuestos, y aunque se lleve a juicio a alguna empresa, los dueños de la misma se mantendrán en el anonimato, siendo un responsable el que de la cara por ellos.