El depósito a un año del Banco Sabadell y el billete perdido


Entro en el supermercado, se abren las puertas automáticas, cojo una cesta, ya que soy de comprar comida de forma diaria y no darme la panzada padre al mes. Ando por los pasillos y voy a cogiendo aquello que necesito y como no podía ser de otra forma pico en las dichosas galletas y el chocolate. Si... el chocolate, ese tan rico de mas del 80% de pureza, nada de leche.

Me pongo a la cola para pagar. Llega mi turno y el montante supera los 10€. Vaya... solo traigo un billete de 10€. Rebusco entre los pañuelos usados y los plásticos de los caramelos que anteriormente había comido. No creo que tenga mas dinero, pero mejor revisar antes que dejar el chocolate.

En el bolsillo del pantalón encuentro un tesoro. Un billete de 5€ aparece como por arte de magia. ¿Desde cuando lleva ahí metido?, ya ni se. Ese pantalón llevaba en el ropero desde el invierno pasado y quizá esos 5€ iban destinados a la compra del chocolate que tanto me gusta.

Pero... Esos 5€ son mas que 5€, son un tesoro desaparecido y encontrado, son como un sobre sueldo del que nadie sabía ni tenía conocimiento desde hacía tiempo.

Quizá ese sea le principio mas importante de los depósitos con una alta rentabilidad a corto plazo.

Metes un dinero a un plazo fijo, con un interés, durante un cierto tiempo, en este caso como máximo 1 año. Cuando te quieres dar cuenta, tienes un dinero que ya habías dado por muerto, además de un interés que no tiene viene nada mal. 

En resumidas cuentas. Es una forma de invertir en un banco y tener un dinero asegurado al finalizar el plazo, además de unos beneficios aunque en mas de una ocasión he hablado de como vivir sin los bancos y una cuenta bancaria.

En este caso y como ejemplo pondré el depósito a un año del Banco Sabadell

Este depósito puede contratarlo con un plazo que va desde 10 días hasta el año, con intereses TAE que van desde 0,95% al 1,25%.

Lo que no me ha quedado claro es la cantidad mínima a depositar o si hay algún requisito en este apartado.

Parece ser que se garantiza el dinero depositado, no así el interés. Vamos.. que ello garantizan que el dinero que quieres que rentabilice podrás recuperarlo de forma íntegra incluso en el caso de una cancelación anticipada que solo podrá ser en el plazo que va de los 6 a los 12 meses con una penalización que no superará nunca el interés que haya generado durante el tiempo del depósito.

Pero como no todo en este mundo es bonito, tendrás que pagar los correspondientes impuestos en el IRPF en la base imponible del ahorro.

Por lo tanto, un depósito, entiendo que es como dejarte el billete de 5€ en el bolsillo y que después de mucho tiempo descubras que no solo está ese billete ahí  escondido sino que hay un euro suelto que te vendrá genial para comprar el chocolate.

Aunque no soy muy partidario de los bancos, los depósitos de este tipo tienen buena pinta ¿no?