Entrevista a Jorge Timón: "una moneda debe servir, ante todo, para comerciar"

"Queremos que Freicoin sea la moneda líquida que llega a todas partes como el charrán ártico saliendo de Islandia."
Jorge Timón

Ya hace tiempo que hablé de las monedas digitales y en concreto de Bitcoin.

Pero no solo existe Bitcoin en el ecosistema de internet, sino que hay alternativas muy válidas con las que poder comprar y pagar, o incluso invertir.

Freicoin es una alternativa a Bitcoin, rara avis de las monedas digitales. Es una moneda que se oxida y que además distribuye la mayoría de las nuevas monedas entre organizaciones no gubernamentales y sin ánimo de lucro. El resto de los Freicoin van a parar a los omnipresentes mineros.

Como no todo en el mundo es bonito y precioso, Freicoin también ha recibido sus críticas, por esas características que la hacen única. Por eso y por que quería conocer un poco mas sobre esta moneda, que me llama mucho la atención, me decidí a ponerme en contacto con Jorge Timón, líder y cofundador de Freicoin, que muy amablemente acepto responder a mis preguntas. 

Desde aquí quiero agradecerle el tiempo que ha dedicado a responder mis preguntas y el buen hacer en su trabajo con Freicoin.

Sin mas aquí te dejo la entrevista

¿Por qué el nombre de Freicoin?

Es una mezcla entre Bitcoin y Freigeld, que significa "dinero libre" o libremoneda en alemán y fué como Silvio Gesell, inventor del dinero con oxidación, llamo a su propuesta. En su honor, y porque "free" es a la vez libre y gratis en inglés, conservamos el libre en alemán.

¿Cuales fueron vuestros objetivos y expectativas iniciales al crear Freicoin?

Como creemos en la teoría Geselliana del interés, pensamos que Bitcoin tendrá los mismos defectos que tiene el oro. Sin embargo, si también existe una moneda con oxidación, el interés del capital podría reducirse naturalmente a un valor cercano al cero y fomentar las inversiones a largo plazo. Esto es algo que impedía el estándar oro y que causaba desempleo crónico y ciclos recurrentes. El actual sistema basado en el crédito de los bancos tampoco soluciona los problemas si no que, probablemente, los agrava. Los préstamos a intereses bajos no representan la abstinencia de ahorradores reales sino que el dinero es creado de la nada por bancos centrales y bancos. Tampoco llegan esas tasas de interés bajas a los pequeños y medianos empresarios que crean la mayoría del empleo, a menudo ni siquiera a los propios estados (pequeños países europeos pagan tasas altísimas, como ya lo hicieron muchos países sudamericanos antes de recapacitar y dejar de depender de organismos como el FMI). Los grandes bancos y corporaciones son quienes acceden a estos préstamos ventajosos en aras del llamado "estímulo financiero". El divulgador económico Max Keiser habla de "Apartheid del interés". La oxidación puede obligar al ahorrador real a prestar a bajos intereses y garantizar la circulación, sin necesidad de un banco central lleno de expertos corruptibles para "determinar" (o dicho de otro modo, manipular) las tasas de interés del mercado. Cuando la propuesta de Gesell se ha puesto en práctica en ocasiones anteriores, los bancos centrales lo han prohibido a pesar de su éxito. Hoy existen experiencias similares que no han sufrido persecución legal, pero el futuro monetario es incierto y la tecnología Bitcoin presenta una gran resistencia a la censura o prohibición.

Como proponente inicial de la moneda mi perspectiva ciertamente no es neutral, e incluso podrá parecer ingenua. Pero creo que el objetivo de Freicoin es proporcionar una alternativa Geselliana global al imperio del dolar americano con su inevitable colapso hyper-inflacionario, al viejo oro que resurgirá como resultado y a dineros incipientes como Bitcoin. Una alternativa que sea resistente a las antipatías del Bank of International Settlements, el International Monetary Fund, o el grupo empresarial de Rothschild.

No tiene que ser la única moneda en el mundo, pero al menos tiene que haber una moneda de alcance global con oxidación y no existía ninguna. Pero sin perder de vista que no deja de ser un experimento monetario, me gustaría que al menos ayudase a confirmar de forma práctica la corrección de la teoría del interés de Gesell, y que se le estudiase en la universidades de economía como merece.


Hoy por hoy Freicoin no se usa de una forma mas cotidiana como puede ser Bitcoin o cualquiera de las divisas clásicas ¿Aspiráis que sea realmente una alternativa en la compra de productos, o crees que solo será una moneda de cambio entre Criptomonedas?

Aunque las recientes subidas en el precio de Freicoin nos animan a continuar trabajando en ella, sabemos que la mayoría de la valoración se basa problamente en la especulación, como en las otras monedas p2p. Rechazamos el concepto de "almacen abstracto de valor" y creemos que todo el potencial de Freicoin está en su utilidad como medio de intercambio. Aunque Freicoin ya ha tenido mucho más comercio de segunda mano que muchas otras monedas p2p (incluso más valoradas) es cierto que la lista de comerciantes es todavía reducida. Como digo pensamos que una moneda debe servir, ante todo, para comerciar. Así es que envidiamos más la extensa lista de comerciantes de bitcoin que su capitalización de mercado.

¿Por qué el límite de 100 millones de Freicoins?

Simplemente es un número más redondo que los 21 millones de Bitcoin. También decidimos reducir un poco el subsidio a los mineros en cada bloque por los primeros 3 años en lugar de reducirlo a la mitad cada 4 años hasta que se acabe por la falta de decimales, como en bitcoin. Nos pareció que sería menos traumático y que si la inflación duraba mucho tiempo, podría entorpecer o ser usada como justificación de los efectos que esperamos obtener con la oxidación. Cualquiera que sean las reglas sobre las cantidades, estas reglas deben ser fijas, incluso si tienen inflación infinita. Aunque he leído muchas propuestas para el ajuste dinámico de la inflación monetaria, no he visto ninguno que me pareciese suficientemente seguro o descentralizado.

Freicoin pretende en cierto sentido demostrar que la velocidad con la que se mueve el dinero es mucho más importante que la cantidad disponible. Que la "falta de dinero" no es la causa de las crisis y que la "inyección de liquidez" (más comúnmente conocida como recate bancario) no es la solución. El problema es que el dinero sin oxidación se "estanca" cuando los intereses del capital son bajos, algo que pasa naturalmente por la inversión acumulada y la competencia. Esperamos que gracias a la oxidación Freicoin no se "estanque", ni siquiera cuando los 100 millones hayan sido emitidos.


80 de esos 100 millones de Freicoins será repartidos en forma de ayudas y becas para proyectos de caridad, desarrollo sostenible y enriquecimiento del conocimiento libre. ¿Cual es el proceso para decidir quien recibirá estas ayudas y becas?

El desafio consiste en diseñar mecanismos de emisión que no requieran mucha intervención directa por parte de la Fundación Freicoin(FF), responsable de distribuir esos 80 millones. Los mecanismos de emisión deben también gozar de aceptación por parte de la comunidad Freicoin.

El primer programa de emisión que ya se encuentra operativo, es el de distribución por donaciones. Este programa de emisión se basa en aumentar en un 10% las donaciones que la gente libremente aporte a cualquier organización sin ánimo de lucro que se inscriba. También pueden inscribirse proyectos que no cuenten legalmente como organizaciones sin ánimo de lucro si son compatibles con la declaración de misión de la FF. Esto incluye proyectos de caridad o desarrollo económico, desarrollo sostenible, monedas complementarias, software libre o conocimiento abierto.

Desde la fundación sólo se valida que se cumplan esas condiciones. Pero luego son los propios usuarios los que deciden con sus donaciones cuánto recibirá cada proyecto.

La propia fundación Freicoin se lista también ahí para sus gastos de hosting, dominios, etc. La FF no puede usar directamente los 80 millones para esos gastos y en la lista se le aplican las mismas reglas que a cualquier otra organización o proyecto.

Se han propuesto otros mecanismos de emisión, y estamos abiertos a cualquiera que quiera ayudarnos a innovar en este sentido.


¿Cuanta gente trabaja en el desarrollo de Freicoin? ¿Los responsables de Freicoin tienen algún control sobre el valor de la propia moneda?

Somos un reducido grupo de desarrolladores, aunque también hay otro tipo de voluntarios que ayudan con otras tareas como traducción, diseño gráfico o difusión.

Los miembros fundadores de la FF sólo damos el sí final a las propuestas que deben ser debatidas previamente por la comunidad. La fundación podría influir en el precio si distribuyese los Freicoin demasiado rápido, pero el propio código ya limita el ritmo al que los recibe y se anunció desde el principio que la intención era distribuirlos en un corto periodo de tiempo, idealmente unos 3 años que es el tiempo que tardará el código en emitir los 100 millones. Si tenemos en cuenta esas cuentas, en realidad llevamos bastante retraso. Lo positivo es que si sube el precio, se podrá ayudar más a las organizaciones sin ánimo de lucro.

Como desarrolladores tampoco tenemos control directo sobre el precio. Tenemos una propuesta de extensión que permitiría a cualquiera emitir su propia moneda, cupón o activo de cualquier tipo que pensamos podría dar más valor a freicoin al convertirla en una plataforma más útil.

En general cualquier contribución al proyecto puede influir positivamente en la valoración de la moneda, pero creemos que el precio es poco importante para el éxito de la moneda a largo plazo, que depende completamente de la aceptación de los usuarios y comerciantes. Que es lo mismo de lo que depende el éxito de cualquier otra moneda como el bitcoin, el dolar americano, el euro o el oro; y no de esotéricos valores intrínsecos, de poderosos ejércitos, de decretos o de un uso decorativo o industrial alternativo. La utilidad y el precio de toda moneda dependen en último término de los usuarios.



Monedero Freicoin
¿Tenéis pensado en 'moverla' o darla a conocer mas globalmente?, ya que mucha gente no conoce los principios de la moneda y su base.

Esperamos que el programa de emisión por donaciones de la FF ayude a que muchas organizaciones y proyectos sin ánimo de lucro se interesen por la moneda.

Esperamos que a su vez las organizaciones nos ayuden a convencer a sus proveedores para que acepten freicoin, y así no tener que convertir las donaciones que reciben a bitcoins, euros u otra moneda.

Si te inscribes como comerciante que acepta freicoin2, no sólo te publicitarás gratuitamente ante unos clientes potenciales que portan una moneda diseñada para querer ser gastada. Además estás colaborando en darle valor a las donaciones que las organizaciones reciben.

Como digo, hay que tener en cuenta que somos un grupo reducido de voluntarios con diversas disponibilidad y habilidades. Hay muchas cosas por hacer y cada uno ayuda como quiere y puede, pero afortunadamente más gente sigue acercándose a echar una mano.

Queremos actualizar el contenido de la página principal, hacerla gráficamente más atractiva e internacionalizarla. También habría que internacionalizar la página de la fundación.


La oxidación es uno de los puntos mas peliagudo de Freicoin. Muchos la aman, otros la odian hasta el punto de igualar Freicoin con los bancos que han generado la crisis actual. ¿Por qué decidísteis crear una criptomoneda oxidable? ¿Como funciona?…

La oxidación fue precisamente la razón por la que se creó Freicoin. Las comisiones de oxidación ayudan a hacer la red segura igual que lo hacen las comisiones por transacción, pero la tasa fija escogida está basada en estudios históricos sobre el interés básico (que no depende de la inflación ni del riesgo). Se trata de igualar ese interés básico para eliminarlo, pero esto no es ni siquiera considerado por las corrientes económicas predominantes y enfrentadas de hoy en día que simplificando mucho podríamos separar en la austríaca (predominante en la comunidad Bitcoin y los defensores de la vuelta al oro) y la neo-keynesiana (predominante en bancos centrales y universidades). Muchos ni siquiera se tomaban en serio algo que no viniese de uno de estos dos extremos y otros nos animaron expresamente a crear nuestra propia moneda, aunque dudasen que nadie la fuese a aceptar o siquiera minar. Pero aunque no se opongan al experimento económico, no quieren que éste se haga desde el propio Bitcoin y se hacía necesario crear otra moneda.

En Freicoin todas los balances pagan una comisión de oxidación proporcional a su cuantía cada 10 minutos, que es el tiempo aproximado que tarda en aparecer un nuevo bloque. La cantidad es 2 elevado a -20 por ciento por bloque, que equivale a algo menos del 5% recomendado por Gesell. Esas comisiones van a parar a los mineros y permiten que las comisiones por transacción puedan ser más baratas, a la vez que repelen la especulación, promueven la circulación, animan a los deudores a pagar sus deudas rápido y a los ahorradores a prestar a intereses bajos.

Gracias a la oxidación estos bajos intereses pueden obtenerse en mercados financieros libres en los que ahorradores reales deciden prestar a ese interés, sin necesidad de que un banco central intervenga en el mercado. Creo que los que igualan a Freicoin con el sistema actual no sólo no han entendido el propio Freicoin o a Silvio Gesell, si no que demuestran no comprender ni siquiera superficialmente el sistema monetario actual. Es posible que los mismos que confunden a las comisiones de oxidación con un impuesto, crean que el dinero en el sistema actual lo produce el estado o alguna estupidez semejante. Los banqueros internacionales han sido muy exitosos sembrando mitos y confusión alrededor de las cuestiones monetarias. Ojalá que Freicoin sirva al menos para hacer a la gente debatir y pensar sobre estas herramientas (los dineros) que influyen de forma tan determinante en nuestra forma de organizar todo lo demás.  

La minería es fundamental para el buen funcionamiento de una moneda digital como Freicoin. La minería no siempre es fácil, sino que cambia la dificultad con el tiempo ¿Porque Freicoin tiene tanta fluctuación en la dificultad a la hora de minar monedas?

Muchos mineros abandonan a una moneda cuando la dificultad la hace más difícil de minar porque la rentabilidad es mayor minando otra moneda, por ejemplo, bitcoin. El algoritmo de ajuste de la dificultad de bitcoin se aplica cada 2016 bloques, en teoría el equivalente a dos semanas. Pero cuando muchos mineros "nos abandonaban" los bloques aparecían mucho más despacio. Luego la dificultad volvía a bajar y algunos mineros volvían para minar los bloques más rentables.

Además de hacerla poco usable, estas situaciones alteraban los cobros de la oxidación al hacer unos bloques muy largos en tiempo y otros muy cortos. Para Freicoin es más importante que para ninguna otra moneda p2p que los bloques aparezcan cada aproximadamente 10 minutos. Así es que modificamos el filtro que ajusta la dificultad por uno que lo hace cada 9 bloques (aproximadamente una hora y media) en vez de cada 2016 bloques.

Estamos bastante satisfechos con el nuevo filtro, aunque no resuelve por completo el problema de los mineros que van y vienen. La solución pasará por utilizar la técnica del "minado mezclado" o merged mining (MM), que permite a los mineros minar varias monedas al mismo tiempo reutilizando la prueba de trabajo, aunque validando las transacciones de cada red por separado. Esta es la situación actual de Namecoin y Devcoin. Aunque pensamos que la implementación técnica del MM puede ser mejorada, creemos es lo más razonable en términos de recursos. El mismo ordenador y la misma electricidad puede ayudar a hacer seguras dos monedas al mismo tiempo para beneficio de todos.

Las monedas que usan scrypt en lugar de SHA256 no pueden utilizar MM con bitcoin, pero - aunque tampoco lo hacen - sí lo podrían hacer con las otras monedas que usan scrypt.  

Freicoin usa el protocolo SHA256 a igual que ocurre con Bitcoin, ¿Por qué no usar Scrypt algo mas democrático a la hora de minar?

No estamos de acuerdo con que Scrypt sea más democrático a la hora de minar, aunque entendemos perfectamente que los aficionados a los videojuegos y los que habían invertido mucho dinero en GPUs (tarjetas gráficas) defiendan esa postura ahora que el hardware especializado (ASICs) pone en peligro su rentabilidad. De momento han convencido a mucha gente de que otras monedas cuya principal diferencia respecto a Bitcoin es sólo un algoritmo de minado diferente son o serán también valiosas. Ahora que la gente compra monedas como Litecoin a precios caros, ellos siguen pudiendo minar con la rentabilidad de antaño que la sana competencia amenazaba con quitarles.

No existen los algoritmos de prueba de trabajo "anti-ASICs", de hecho, pronto habrá también ASICs para Scrypt. Lo único que se puede conseguir son ASICs no mucho más eficientes que un hardware de propósito general, pero siempre serán algo más eficientes porque son precisamente eso: hardware especializado, optimizando su eficiencia para una tarea.

El extendido mito de que "las ASICs son malas" viene del temor que existía a que una sola compañía monopolizase muy temprano el mercado de producción de ASICs, algo que no ha pasado. Siguen apareciendo nuevas compañías productoras y se siguen distribuyendo a cada vez más gente. En realidad las ASICs hacen a la red más segura. Gracias a ellas, ya no es rentable para las botnets que controlan millones de ordenadores infectados minar ni serían efectivas en un ataque contra la red. Tampoco podría una gran compañía como Amazon utilizar su enorme infraestructura para atacar o minar estas monedas con sus recursos libres, ni un cliente cualquiera contratando sus servicios. Si un estado intolerante o agencia de inteligencia quisiese atacar a Bitcoin tendría que gastar mucho más en hardware especializado o intentarlo en "desventaja" con hardware de propósito general bajo su control.

El argumento en contra de las ASICs suele ser el de la centralización, temiendo que pudiese surgir un monopolio o una gran concentración en su producción y/o distribución. Pero aunque fuera posible escapar de ellas para siempre, no todo el mundo piensa que sean algo a evitar, argumentando (entre otras razones) que precisamente esa centralización existía cuando la forma más eficiente de minar era usando GPUs (tarjetas gráficas), pues el mercado está controlado prácticamente por dos compañías y en la práctica la mayoría de los mineros compraban a la misma (ATI).

La reacción en contra de las ASICs se parece en muchos sentidos a la reacción contra el minado con GPU, cuando los que no tenían GPUs lamentaban que ya no les fuese rentable minar con CPUs. Scrypt, la primera función de minado supuestamente escogida para no poder ser minada eficientemente en GPUs (algo que sí es posible porque este hardware está específicamente diseñado para computaciones gráficas) fracasó en su propósito. Incluso se acusó a los creadores de haber seleccionado los parámetros de la función con el objetivo específico de que pudiese ser minada con GPU, sin que lo supieran el resto de participantes.

En resumen, creemos que con SHA256 tendremos más seguridad y que con el minado mezclado con Bitcoin y Namecoin la conseguiremos de forma más eficiente. Nos parece absurdo competir con las otras monedas por la prueba de trabajo de los mineros cuando ésta puede ser reutilizada.


¿A día de hoy las expectativas iniciales sobre Freicoin se han visto cumplidas?

Aunque los temores inicial de que el 20% para la minería fuese demasiado poco o de que nadie quisiese usarla para comerciar ya se han disipado, todavía no la aceptan muchos comerciantes y está lejos de ser siquiera usada para préstamos o para pagar deudas.

La distribución los 80 millones sólo acaba de empezar, creemos que esos fondos pueden hacer mucho bien3, a la vez que ayudar a Freicoin a extenderse por diferentes zonas del mundo.

Queremos que Freicoin sea la moneda líquida que llega a todas partes como el charrán ártico saliendo de Islandia. Pero esos son nuestros sueños y no necesariamente lo que el público preferirá.

Lo que sabemos seguro es que aún queremos seguir trabajando por hacerla llegar a más sitios.  

Enlace: Freicoin