Diferencias entre Ukash y Paysafecard; sistemas prepago en internet


Hace poco hablé sobre Ukash y hace mucho sobre PaySafeCard.

Ambas plataformas de pago online son muy similares y con un único objetivo, plantearnos un sistema seguro de pago.

Solo tendremos que cambiar nuestro dinero real por un código de 16 dígitos en el caso de PaySafeCard y de 19 caracteres para Ukash. Una vez hecho esto ya podremos buscar aquel sitio donde queramos gastar nuestro dinero convertido e introducir el código.

Pero... ¿que diferencias hay entre Ukash y Paysafecard a parte de la cantidad de dígitos que tiene su código?


A nivel de seguridad ambas plataformas están reguladas por el Financial Services Authority (FSA) en el Reino Unido.

Dicha regulación aplica una serie de exigencias que nos ayudarán a estar mas tranquilos si hemos añadido fondos a cualquiera de estas dos webs.


Ukash y Paysafecard no hacen lo que hacen por amor al arte, sino que quieren ganar dinero. Para ganar dinero añaden una serie de tasas que irán grabando el mantenimiento de una cuenta, las transacciones o la propia compra de saldo.

Paysafecard es muy claro en las tasas que aplica a nuestras cuentas. En sus Condiciones Generales de Uso (pdf) puedes ver que la consulta y la emisión de un código es gratuito. Otra cosa es la devolución con un coste de 7,50€ y mantenimiento de con un coste de 2€ mes después de los 12 meses posteriores a la compra de un código.

UKash  por contra omite o complica al hablar sobre las tasas que aplica a nuestras cuentas. Pienso que si los costes de mantenimiento o emisión fuesen cero se indicaría en algún lugar la gratuidad del servicio, pero no es así en ningún momento.

El único gasto que Ukash señala en las Condiciones Generales de Uso es el reembolso del saldo anteriormente comprado.

Si el saldo comprado tiene menos de 12 meses el reembolso supondrá el 10% de la cantidad que hayas comprado con un mínimo de 10 libras esterlinas. Si por el contrario tiene mas de 12 meses el coste de reembolso será del 15% con un mínimo de 15 libras esterlinas. Cada 12 meses se sumará un 5% al 15% anteriormente descrito.


Lógicamente sin saldo Paysaafecard y Ukash no servirían de nada.

Dicho saldo se puede comprar en forma de un código en muchos establecimientos pequeños y no tan pequeños de nuestro país.

Podrás comprar saldo en Ukash en Correos, Cajeros automáticos, kioskos o cabinas telefónicas.

Paysafecard en mayor medida e da la oportunidad de comprar saldo en Cajeros automáticos, cabinas telefónicas, tiendas de todo tipo o kioskos.

En líneas generales ambas plataformas tiene una gran cantidad de centros donde podrás comprar saldo con las mismas facilidades en la adquisición.


Ambas plataformas tienen un gran potencial aunque es Paysafecard la que lleva mas tiempo entre nosotros. Ukash.

Su funcionamientos es similar, siendo un sistema de prepago con el que no tendrás que introducir números de cuenta o números de tarjetas de crédito.

El código de 16 dígitos en Playsafecard y de 19 en Ukash nos da seguridad en el uso y versatilidad, pudiendo subdividir el código entre otros códigos.

Las tasas son la gran diferenciadora entre las dos empresas. El tiempo clave para la gestión de nuestras cuentas es de 12 meses. A partir ese tiempo, los costes de mantenimiento y demás actos aumentará considerablemente.

Si tienes saldo úsalo antes de los 12 meses.

La devolución o reembolso del dinero que no hayas usado es la tasa mas diferenciadora entre las dos. Mientras que en Paysafecard el coste de reembolso es de tan solo 7,5€ en Ukash las cosas se complican mucho mas con porcentajes y costes mínimos muy elevados.

Antes todo esto, es Paysafecard la que gana la partida, primero por el tiempo de rodaje que lleva, así como por los costes en el reembolso.

Enlaces: Ukash, Paysafecard