Odio los números 900


¿Por qué será que algunas empresas se escudan detrás de números de teléfono 900? Ya se que es muy versatil este sistema ya que aunque cambien el número fijo asociado siempre tendrán el mismo número para el público. Pero... ¿y el público? ¿no se han dado cuenta que cada vez que tenemos que llamar a números de esta índole llamamos con tiritonas por lo que nos costará?.

Hoy día, y gracias a la crisis, muchas de estas llamadas se hacen para borrarse de servicios que nos ahogan la cuenta corriente. Llamadas en muchos casos obligatorias para nosotros, pero... ¿y el coste de dichas llamadas? Si fuesen a un fijo la cosa cambiaba. Sería una llamada normal con un coste normal de tarifa telefónica. Pero con un número 900 la cosa cambia, hablando a veces de euros a nivel de minútos.


La odisea se puede alargar si el que te informa en un número 900 o 902 suele desinformarte más que informarte y atenderte haciendo las tareas mucho más tediosas.

Hay que recordar que todos los números 900 tienen un equivalente en número fijo y por tanto podemos llamar a ese número fijo como si fuese el mismo 900. 

Gracias a NO MAS NÚMEROS 900 podemos encontrar ese número equivalente en forma de fijo que nos hará la cuestión mucho más sencilla y mas barata. 

A ver si con estas iniciativas los dejamos a CERO.