No es el horario para pagar recibos.


Me desperté pronto. Los ojos me pesaban. Me visto de cualquier manera, me aseo un poco y salgo de casa. Voy caminando en dirección a la sucursal pensando que decir y como informar al personal de que es lo que quiero. Nunca se me ha dado bien improvisar. Ya hace calor y eso no ayuda mucho que digamos. Odio el calor y no paro de sudar. El nerviosismo sube por momentos.

Ahí está, muy bonita por fuera pero un mundo en si misma por dentro. Abro la puerta esperando que no haya un arco detector de metales. ¡Bien! no lo hay. En su lugar hay un sistema de dobles puertas donde hay que cerrar una para que se habrá la siguiente, aunque en este caso y creo que en todos, no funciona ni funcionará....



La cola es corta, solo tres personas, pero se hace interminable. Los típicos lentos siempre hacen acto de presencia y en esta ocasión me ha tocado uno. Uno, dos, tres.... mi turno. Ya llegué al mostrador. Muestro el recibo que quiero pagar, en esta ocasión prefiero no decir nada y que el papel hable por mi. El hombre lo mira de forma extraña y mueve un pequeño cartelito colocado en el mostrador con una letra mas pequeña que la biblia en edición de bolsillo. Básicamente el papelito viene a decir que los recibos solo se pueden pagar los martes y jueves de 9 a 10.30 de la mañana. ¿Como? ¿solo esos días y a esas horas? ¿Pero en que mundo vivimos?

Vamos.... que si tengo que pagar una cosa de forma urgente ya me puedo jorobar que si no es martes o jueves y a esas horas no puedo hacerlo. ¿Como? no lo entiendo. Se supone que los bancos están para servirnos ¿no? para gestionar nuestro dinero, mantenerlo seguro y hacer todo tipo de gestiones. Pues noooooo no os hagáis ilusiones. Ya vale que solo habrán por las mañana (que es algo que no entiendo ni entenderé) pero que encima haya horarios para hacer dichas gestiones y solo unos días determinados.... Esto es un chiste. Al final vamos a tener que hacernos una tabla como en el colegio con los horarios, en la que poner los horarios del banco, los horarios de las administraciones, los horarios de las tiendas..... jooooo.

Cualquiera hubiese montado un pollo pero yo no soy de esa clase de personas, además de que mi fobia social no me lo permite.

Miré mas detenidamente el recibo en cuestión después de salir de la cueva llamada banco. Mira.... se puede pagar por medio de CORREOS, genial. Camino en dirección de la sucursal de CORREOS mas cercana. Cojo número y espero mi turno. A-110 sale en la pantallita. Siiiii... es el mio. Solo han pasado 10 minutos de espera y ahí voy. Presento el recibo en cuestión. No tengo ni que hablar (vamos... tampoco lo iba a hacer) y sencillamente los gestionan lo ponen en la impresora y me piden el dinero. Le dan a imprimir y ya tengo el justificante.

¿Ha sido tan complicado hacerlo? Nooooo Entonces... ¿Por qué el dichoso horario de pagos?. ¿Es que no son capaces  de hacer dos cosas a la vez? y me pregunto. ¿En ese horario de pago de recibos no se puede hacer otra cosa que no se pagar recibos?

Que alguien me lo explique por favor.