Ya es hora de jubilarlo. Pero... ¿Por qué?

Leyendo una entrada del blog "Ahorro Dinero" de la red de blogs WebBlogsSL, me he encontrado con una entrada con la que estoy más que de acuerdo ya que me siento enormemente identificado.

En dicha entrada el bloguero habla del encuentro que tiene con una antigua amistad, la cual todavía conservaba y usaba su terminal celular o móvil, como queráis identificarlo Nokia 3310.

En mi caso el móvil que uso es el Sony Ericsson Z600. Es algo más moderno que el Nokia 3310 pero ya tiene sus años y desde luego sigo enamorado de el. Es de esos móviles que nunca te dejan tirado, por lo menos en mi caso. Ya tiene sus años, yo calculo que 6 o 7, encima heredado de mi hermano como casi todos los que he tenido, pero este nunca me ha dado problemas y la batería de los 6 días de vida no baja. En resumidas cuentas una maravilla.

Teclado del Z600. Es de esos teclados que no necesitas una lupa para ver las letras y números.

Muchas veces cuando lo tengo a la vista, y alguien me lo ve, siempre hay una frase que se repite una y otra vez. "ya es hora de jubilarlo" Pero... ¿Por qué? Todavía funciona. Ya se que tiene unos años, que desde luego no tiene la funcionalidades que tienen otros, que no tiene pantalla táctil como el iphone y todas las demás versiones que han salido, que es grande en comparación con los móviles actuales, bueno bastante grande... y digo yo... y ¿que? funciona ¿no?

Que me digan todos los tecnológicos del móvil cuanto les dura su batería, seguro que mucho menos de 6 días (lo que aguanta la mía). Que me digan todas las veces que han tenido que meterse en un sitio silencioso o taparse un oído cuando están en la calle o en cualquier otro sitio para poder oír al interlocutor bien (yo nunca, el volumen al máximo de mi z600 es como un manos libres, es más hace hasta daño, jejeje).

Desde luego que me encantaría tener un Nexus One o cualquier móvil con Android que para mí tiene más ventajas que el IPhone. Uno de estos bichos seguro que tiene verdaderas maravillas. Pero digo yo... funciona ¿no?

Todavía tengo mi primer móvil que heredé de mi hermano. Es el Philips Savvy. Una maravilla donde los haya.